Archivo de la etiqueta: primera temporada

True Detective (primera temporada) – comentario (sin spoilers)

true-detective_0

True Detective es una serie de ocho capítulos, producida por HBO, y televisada durante 2014. Y decir esto es no decir nada. True Detective es una serie en la que dos detectives se embarcan en la búsqueda de un asesino serial que gusta de los asesinatos rituales, en una investigación que se desarrolla durante diecisiete años. Y esto, a pesar de que es decir bastante más, tampoco es decir nada.

Y entonces, ¿qué se puede decir para hacerle justicia a esta obra maestra en formato televisivo? Voy a volver a intentarlo:

True Detective es una composición narrativa construida con elementos filosóficos e influencias mitológicas resignificadas de manera magistral. Composición magníficamente dirigida, filmada en un paisaje que sirve de sórdido escenario para personajes tan cautivantes como ásperos, interpretados por excelentes actores en su mejor nivel. Nada tiene desperdicio: las diálogos y las imágenes están perfectamente hilados para contarnos una historia que va más allá de lo policial. Es la historia más vieja de la humanidad (algunos dicen que es la única historia), la que relata la lucha que sucede en el interior de cada uno de nosotros. Y esta historia es sobre la eterna pugna entre la luz y la oscuridad.

Puff, eso fue difícil…. Y siento que todavía no dije nada.

true-detective-harrelson-mcconaughey-610x348

Nihilismo sobre ruedas

La dupla protagónica es brillante. Matthew McConaughey como Rust Cohle es lo mejor que he visto en mucho tiempo. Se trata de un personaje marcado por el pasado y una terrible historia familiar, dotado con una profundidad nihilista clara y abrumadora, que no tiene tapujos a la hora de exponer sus opiniones pesimistas y devastadoras. Es solitario y obsesivo con su trabajo, un detective implacable e insuperable interrogador debido a sus condiciones para entender la naturaleza oculta de las personas.

Woody Harrelson es magistral interpretando a Marty Hart, padre de familia en constante crisis, buen detective, de carácter más simple e impulsivo que su compañero. El contrapunto de los dos es apasionante, especialmente cuando conversan en ese foro filósofico improvisado en el que se convierte su auto cuando atraviesan las grandes extensiones de Louisiana. Sobrellevar la carga pesimista de Rust en esas conversaciones es casi insoportable para Marty.

o-TRUE-DETECTIVE-facebook

Michelle Monaghan hace un gran trabajo como la esposa de Marty. Complementa y completa el trío principal de muy buena manera. Su personaje debe intentar equilibrar el sórdido mundo que Marty ve en su trabajo diario, y evitar que la oscuridad termine tragándoselo, y siempre tender una mano para que la conexión de la familia del detective no zozobre.

Algunas de las más jugosas elocuciones de Rust, que no hacen más que provocar rechazos ante sus colegas y su compañero, son de un peso existencial que no se puede ignorar. Hablar sobre la religión y decir: (las frases son directamente sacadas de la serie, pero no spoilean la trama de la historia.)

“Si lo único que hace que una persona sea decente es la esperanza de una recompensa divina, entonces, hermano, esa persona es un pedazo de mierda, y me gustaría que salieran a luz cuantas más de ellas mejor. ¿Tienes que juntarte con otros y contarte historias que violan cada ley del universo sólo para poder superar el maldito día? ¿Qué dice eso de tu realidad?”

es duro como un golpe de boxeador. O hablar sobre la misma existencia del hombre en el universo y decir:

“En la eternidad, donde no existe el tiempo, nada puede crecer, nada puede llegar a ser, nada cambia. Por eso la muerte creó el tiempo, para cultivar las cosas que matará.”

O decir:

“Creo que la conciencia humana es un trágico paso en falso en la evolución. Llegamos a ser demasiado conscientes de nosotros mismos. La naturaleza creó un aspecto separado de sí misma, por eso, somos criaturas que no deberíamos existir por ley natural. Trabajamos bajo la ilusión de tener un yo; una acumulación de sentidos, experiencias y sentimientos, programados con total garantía de que somos alguien, cuando en realidad no somos nadie. Tal vez la cosa más honorable por hacer de parte de nuestra especie es negar nuestra programación, dejar de reproducirnos, caminar de la mano hacia la extinción.”

es decir algo que la mayoría no quiere escuchar. Y la muerte y su más allá:

“He visto el final de miles de vidas. Jóvenes, viejos, cada uno tan seguro de su propia realidad, de que su experiencia sensorial constituye algo único e individual, algo con un propósito y un significado. Tan seguros de que son algo más que una marioneta biológica. Bueno, la verdad siempre sale a luz y todos la ven. Una vez que las cuerdas se cortan todos terminan derrumbándose”

negando no solo la existencia del más allá, sino también todo sentido de la vida terrenal. La existencia es inútil, somos un accidente, no importa lo que hagamos ni tiene peso en la historia porque todo pasó y volverá a suceder; y seguirá sucediendo hasta que la humanidad termine su paso por el mundo.

N4MTOVy

 Paisajes

Los territorios campestres y pantanosos del sur estadounidense son un marco ideal para la opresión que se siente al ver la serie. Los seres marginales que la habitan nos acercan lo olvidado de una sociedad, que avanza sin detenerse; en un desesperado intento de precipitarse a su fin. Casi se podría decir que el paisaje verde-amarillento y amarronado, desolado y enfermo, es el reflejo del alma de Rust Cohle.

Aquí les dejo un video con una recopilación de los paisajes que se ven en True Detective. No hay spoilers. El autor es Jaume R. Lloret.

Donde viven los monstruos

03-true-detective-1

Y finalmente, la mitología. ¿Donde rastrear esas referencias hacia la Carcosa y el Rey Amarillo? La literaura inglesa de fines del siglo XIX, tan llena de terrores humanos y monstruos interiores, nos da una pista. En 1893 Ambrose Pierce publicó una colección de cuentos cortos en donde se mencionan por primera vez esta especie de monstruo al que denominan el Rey de Amarillo, y una ciudad que ya no existía, llamada Carcosa. Dos años después, Robert Chambers amplió el universo, publicando una serie de cuentos en donde el Rey Amarillo se comunica con las personas a través de los sueños, y otro libro donde menciona a la misteriosa ciudad en ruinas. Lovecraft utilizó de nuevo estas referencias, así como otros escritores de terror contemporáneos.

True-detective-1x02-7

Es significativa, entonces, la mención y la referencia en True Detective, rescatando y utilizando una mitología que tiene más de cien años en la literatura, y que nos habla de algo oscuro escondido en la niebla, un monstruo que acecha en algún lugar esperando para llevarnos.

True Detective es una serie completa, compleja y llena de referencias internas y externas, pero que se puede ver como un policial oscuro y denso. Ha sido lo mejor que vi en este ultimo tiempo sin lugar a dudas. Afortunadamente, tendremos este año la segunda temporada; en donde se espera una continuación en la misma línea de calidad. La pega es que cada temporada es una historia cerrada en sí misma, por lo que ya no veremos más a los personajes de la primera temporada. Yo lo lamento por no ver más de Cohle, a quien, creo, extrañaremos. O quizá no…

true-detective-clues

Anuncios

Black Mirror (serie – primera temporada) – comentarios e impresiones (spoilers free)

black-mirror

Aunque había oído hablar varias veces de esta serie británica que se emitió a finales de 2011, no fue sino hasta que leí la reseña de Sonia Unleashed (excelente blog de una amiga, muy recomendado) cuando me sentí realmente atraído. La primera temporada tiene tres capítulos cerrados en sí mismos, con distintos puntos de partida argumentales, diferentes personajes y dispares universos que les sirven de escenario; pero los tres unificados por el mismo tema en común: el uso y abuso social y masivo de la tecnología, a través de internet, las redes sociales y los medios de comunicación;  y de como nuestra vida se ve afectada, influenciada y hasta determinada por el avasallamiento tecnológico y mediático.

Todos nos hemos visto reflejados alguna vez en el “espejo negro” del que habla la serie. Si no lo creen, solo tienen que apagar esta misma pantalla en la que están leyendo, y allí mirarse. Televisores, computadoras, teléfonos celulares y otros aparatos más o menos similares nos devuelven una imagen propia y de los demás, a la vez que nos brindan una visión de la realidad muchas veces sesgada, distorsionada y alterada, sobre la cual, invariablemente, formamos nuestra opinión. El flujo de información es continuo e imparable, acaso tan inusitadamente veloz que desborda nuestra capacidad de análisis real.

Este punto de vista es demostrado hasta sus extremos por Black Mirror, una serie que podría ser calificada como de “ciencia ficción” si se toman en cuenta los elementos presentes en dos de sus tres capítulos, pero a la que me niego de catalogar de forma tan categórica. Porque la realidad siempre supera la ficción. Considero que se trata de una serie excelente, con argumentos muy originales y curiosos, con actuaciones muy buenas y  realizaciones técnicas a la altura.

Black-Mirror (1)

Como cada capítulo desarrolla una realidad y una idea diferentes, me parece que vale la pena comentarlos por separado. Intentaré no revelar demasiado de las tramas para que se vean sorprendidos si es que deciden verla.

Episodio 1: The National Anthem

Un comienzo extraordinario y muy original. El primer ministro de Gran Bretaña y sus colaboradores analizan con urgencia un video que se ha viralizado en la red. En él se revela que un miembro de la familia real, una niña conocida como la Princesa Susannah, ha sido secuestrada. La única condición para liberarla por parte de los captores es que el Primer Ministro tenga sexo con un cerdo en directo por televisión.

No hay forma de ocultarlo, ya que todo el mundo ha visto el video y lo ha compartido a todos sus contactos. En las cadenas de televisión se debate como enfocar la información al cubrir la noticia, en las calles todos tienen una opinión de lo que debe pasar, en el gobierno se han puesto en marcha diversas acciones para recuperar a la Princesa raptada; y el Primer Ministro va desde la negación hasta la desesperación a medida que pasan las horas y se acerca del momento en el que debe cumplirse la condición de liberación.

Black-Mirror-Ep-1-6-1024x682

Este primer episodio, a diferencia de los otros dos, ocurre en lo que podría ser nuestra realidad. Muestra a la perfección el circo mediático y el morbo creciente del público alrededor de un hecho de extrema delicadeza. Bien filmado, editado y dirigido, es un reflejo -visto en un espejo negro- de la bajeza humana ante un hecho límite. El desenlace del episodio es muy bueno.

Gran punto de partida para una serie que promete.

Episodio 2: Fifteen Millon Merits

Una sociedad fuertemente tecnologizada, de ambiente futurista, es el escenario para esta segunda historia. Las personas viven en pequeños cubículos y se ganan la vida pedaleando en unas bicicletas fijas con las que obtiene los “méritos” para subsistir. Ya sea en el cubículo que les sirve de hogar o trabajando en las bicicletas, la gente está obligada a ver la televisión en todo momento sin posibilidad de saltarse siquiera las publicidades, ya que eso incurre en una penalidad en “méritos”. La programación televisiva incluye, entre otras cosas, una especie de reality show de talentos, llamado “Hot Shots” al que solo se puede acceder pagando quince millones de méritos, una exorbitante suma que presupone la salida de esa monótona vida de pedaleo hacia una existencia mejor.

Un día, Bingham “Bing” Madsen escucha cantar a su compañera de trabajo Abi, y la insta a participar del show de talentos. Fortuitamente, Bing ha heredado la cantidad necesaria de méritos, por lo que le regala a Abi el ticket de entrada al concurso. Pobre, pero contento por primera vez en mucho tiempo, acompaña a Abi al show; sin embargo, el resultado no será precisamente el que ellos esperan.

BM_3

Un episodio muy interesante sobre una sociedad televisada al máximo, en donde  taparse los ojos para no ver es considerado un delito. A mi me ha gustado mucho este capítulo, especialmente la idea de que todo acto de rebeldía desesperada, a pesar de que pueda causar gran conmoción; raramente genera un cambio real, sino que termina siendo absorbido y cooptado por un sistema que parece ineludible y opresivo.

Control bajo el disfraz de entretenimiento.

Episodio 3: The Entire Story of You

¿Qué pasaría si pudieras revivir cada momento de tu vida como si fuera una película, a la que pudieras hacer avanzar o retroceder ya sea lento o rápido, reproducir fielmente imágenes y conversaciones del pasado, hacer zoom en lugares de interés, e incluso implementar un sistema de lectura de labios en diálogos ajenos que no has podido escuchar? En el universo en el que ocurren los eventos del episodio tres, uno muy similar al nuestro, la mayoría posee un implante detrás de la oreja que les permite acceder a esta rara experiencia.

No existen malos entendidos ni posibilidades de alargar una mentira ya que con solo girar un dedo se tiene acceso inmediato a la situación que haya estado en conflicto. Entrevistas laborales, crónicas de viajes o escenas íntimas de la vida conyugal se ponen a observación y juicio de uno mismo y también de otras personas, ya que es posible trasladar las imágenes grabadas en el implante a cualquier televisor cercano.

Pero, ¿estas reproducciones almacenadas son demostraciones fehacientes de verdad absoluta, o acaso también están a merced de nuevas y diversas interpretaciones?  ¿Son herramientas que aseguran la objetividad en la evaluación de los hechos o es inevitable caer en el prejuicio y la subjetividad de cualquier análisis? Y por sobre todo, ¿qué tan peligroso puede ser el abuso de esta herramienta en manos de un marido celoso que con férrea determinación intentará llegar a la verdad sea como sea?

4524_540x299

Debo confesar que cuando empezó el episodio, no creí que me gustara. Pero a medida que pasaban los minutos  y el conflicto se desarrollaba, me di cuenta de que me encantaba. Aborrecí muchísimo al protagonista, y eso habla de una actuación fenomenal de Toby Kebbell. Una realización nuevamente impecable y por sobre todo un argumento curioso, novedoso y muy interesante. A tal punto que el actor Robert Downey Jr. ha adquirido los derechos del guión para producir una película basada en este episodio.

Info

Les recomiendo con  todas mis fuerzas que le den una oportunidad a esta serie. En febrero de este año se emitieron, además, los tres capítulos que conforman la segunda temporada de Black Mirror, que más adelante también serán comentados aquí en el blog.

Acá unos enlaces útiles:

Página oficial de la serie (en inglés)

Otra (en español)

En IMDB

¡Hasta pronto!

Once upon a time (Primera Temporada) – Comentario (spoilers free)

Once upon a time

Once upon a time

Éstos últimos días me he visto enganchado a una serie con una temática muy diferente a la que suelo mirar (Ej: Dexter). Se trata de Once upon a time, y viene a ser una recopilación de cuentos tradicionales infantiles adaptados a una forma de narrar -o guionar- típica de las series estadounidenses. Un poco de drama, una pizca de romance, situaciones de comedia, algo de suspenso, tonos ingenuos mezclados con semitonos algo crueles, y una narrativa que utiliza los flashbacks como recurso constante -al estilo de Lost- de manera muy efectiva; conforman este variado mix que da vida a la serie.

La trama 

En la serie existen dos universos. Uno de ellos es el Reino y el Bosque Encantado, donde viven los personajes de cuentos de hadas, como Blancanieves y los siete enanos, La Cenicienta, Rumpelstiltskin, Caperucita Roja, Pinocho, tropas de trolls y hadas, etc, etc. A través de una maldición lanzada por la Reina Malvada, estos personajes son condenados a vivir en un mundo sin magia (he aquí el segundo universo de la serie, el nuestro),  sin recordar quienes son en realidad, en un pueblo llamado Storybrooke, del cual no pueden irse jamás. En éste universo, la Reina es la Alcaldesa de Storybrooke, Maine; y mantiene a todos controlados bajo el influjo del poderoso hechizo. Como se pueden imaginar, éste encantamiento tiene una forma de ser revocado, y allí es donde comienzan las aventuras.

Durante cada episodio conocemos el trasfondo de uno de los personajes. Mientras se cuenta el hilo principal de la historia en Storybrooke, se alternan flashbacks que nos remontan al Bosque Encantado antes de la maldición. A partir de esta premisa, se van revelando hechos del pasado de los personajes, que explican las formas de actuar de sus contrapartes en nuestro mundo. Ésto, a mi parecer, está muy bien logrado y es uno de los grandes aciertos de la serie.

Se preguntarán: ¿Ésto no lo vi ya en Lost? Bueno, resulta que uno de los creadores de Once upon a Time es Adam Horowitz, guionista de la serie Lost, así que ahí se explica el recurso repetido.

Los personajes

La Reina Malvada, (Lana Parrilla), es un personaje rico en matices y muy bien logrado. Blancanieves (Ginnifer Goodwin), es la protagonista de la primera temporada, y está bastante pasable. Otra de los principales es Emma Swan (Jennifer Morrison), que viene de fuera del pueblo a cambiar las cosas. Se trata, para mi gusto, de un personaje un poco soso que no me llega a convencer demasiado.

Rumpelstiltskin (Robert Carlyle)Pero sin duda, el personaje que se lleva la serie es Rumpelstiltskin. La actuación de Robert Carlyle es realmente estupenda. Le saca diez cabezas a cualquiera de los otros actores, cuyas aportaciones son desiguales, y rondan entre pasables, regulares o directamente malas.

Lamentablemente, ésta es una de las grandes debilidades de la serie. El “principe encantado” es directamente horroroso. Vale resaltar, eso sí, al niño actor Jared Gilmore en el personaje de hijo biológico  de Emma, adoptado por la alcaldesa/reina. Ya en el terreno de las curiosidades: al parecer  le ofrecieron el papel de Hada Azul a Lady Gaga, pero nunca obtuvieron una respuesta de su parte.

El argumento

En verdad es una serie muy interesante de ver y en la medida que avanzás en la historia te logra enganchar. A mí me paso a la altura del tercer o cuarto capítulo. Aunque a veces quieras matar a algún que otro actor, Once upon a Time se hace muy llevadera. Pero si hay algo que criticar, es que muchas veces peca de “ingenuidad” en las escenas y en los diálogos. No se trata de una ingenuidad que emana de la temática infantil, sino de situaciones realmente tontas que parecen sacadas de alguna telenovela de la tarde. A veces los diálogos se hacen muy previsibles. Insisto, la serie -por lo menos la primera temporada que es lo que llevo visto- es buena y muy interesante para ver, pero tiene ciertas debilidades que no hacen menos que desconcertarte.

Algo que llama la atención en algunos capítulos es el nivel de crudeza de algunas  escenas. No son muchos, pero ahí están:  un mago transformando a un hombre en caracol y pisoteándolo en frente de su hijo, o un reguero de sangre con cadáveres devorados por un lobo, esparcidos en la nieve son algunos ejemplos. Ahora no quiero pecar de ingenuo yo mismo, no es nada muy diferente a lo que se ve en otras series como Dexter o Juego de Tronos, pero pienso que lo que le da el toque de “crudeza extra” es el contexto “inocentón” que reina en Once upon a Time.

No deja de llamar la atención, y hace reflexionar un poco sobre como algunos cuentos de hadas  o incluso algunas canciones  infantiles que conocemos de pequeños nos cuentan historias tristes o bastante brutales. Basta recordar Mambrú se fue a la guerra.

Post finale

En cuanto a la realización, hay cosas buenas en cuanto a trajes y escenarios; pero deja mucho que desear en lo relativo a sus efectos especiales.

Llegado a este punto, solo me queda invitar a aquellos que deseen ver una serie entretenida -quizá mientras esperan que sus favoritas se estrenen-, en donde aparezcan personajes e historias que toquen su niñez; y recomendarles entonces Once upon a time. Una serie con altos y bajos, pero con muchos momentos que valen la pena.

¡Hasta la próxima!

Info en IMDB

Sitio Oficial aquí (en inglés)